miércoles, 12 de noviembre de 2014

Llamaste una tarde pesada.
Me dijiste algo de los zapatos y que llovía
Que no tenías plata ni dónde ir.
Resultó que yo ya estaba rota
y que mis llaves eran ajenas
con los zapatos secos y el alma limpia



LITERAPUNK Octubre 2014: Valentina Vidal/ Fragmento de "El laberinto de Alina" título tentativo.

Primero nervios, rodillas flojas, sudoración fría. Me senté en una banqueta tal vez un poco alta para mi estatura. Aclaré la voz y empecé a leer. Mi primera vez en una lectura en vivo.
Pasaron algunos párrafos iniciales, entré en calor, me metí en el texto y empecé a disfrutar.
Fue una experiencia hermosa, con un público atento y generoso.