martes, 2 de abril de 2013

Pernocte - Fragmento del capítulo I


La tarjeta del Telo sigue sobre la mesa de la cocina. Muestra dos cerezas brillantes atravesadas por un círculo dorado y una frase que afirma ser “Un buen lugar para descubrir tus fantasías” y yo que tengo la boca como si me hubiese tragado una toalla. Ya salgo, pero antes cierro el libro a medio leer que Mara dejó sobre su lado de la cama y que nunca me atreví a guardar, porque las cosas de Mara están tal como quedaron el día que se fue. Una especie de conjuro para que el tiempo no pase y ella pueda volver de un momento a otro, algo que nunca va a ocurrir. Y hoy no tengo idea porqué, pero sus cosas comenzaron a avergonzarme.

Fragmento del capítulo I de Pernocte.

Publicar un comentario